• ESPECIALISTAS
    EN CARNE FRESCA

Usted está aquí

LA MÁS AMPLIA GAMA CON CARNE FRESCA

En Cotecnica creemos en una alimentación responsable que cubra de verdad todas las necesidades nutricionales de las mascotas, favoreciendo su bienestar.

Fruto de esta inquietud hemos creado una nueva una nueva categoría de alimentos para perros y gatos, los alimentos con carne fresca de verdad.

UNA DIETA DE CALIDAD EMPIEZA EN LOS INGREDIENTES

Perros y gatos necesitan una dieta rica en proteínas para el correcto desarrollo y mantenimiento de la musculatura, el sistema óseo, la piel y el pelo.
En Cotecnica utilizamos carne fresca de pollo que han sido sometidas a los mismos controles sanitarios que la destinada al consumo humano, y que son reconocidas como las carnes que aportan:

Proteínas de mayor calidad nutricional.
Son proteínas de alto valor biológico al contener todos los aminoácidos esenciales, imprescindibles para el correcto desarrollo y funcionamiento del organismo de perros y gatos.

Proteínas más digestibles.
El organismo aprovecha un mayor porcentaje de nutrientes y, por tanto, genera menor desperdicio reduciendo así el volumen de las heces.

Proteínas más apetecibles.
La carne fresca y el alto contenido en grasa aportan el sabor que el animal naturalmente prefiere.

LA IMPORTANCIA DE LA CARNE FRESCA

Gracias a nuestra particular tecnología de elaboración, todos los productos de alta gama de Cotecnica incorporan auténtica carne fresca como primer ingrediente.

Al añadirla en fresco aseguramos que el mayor valor biológico de sus proteínas llegue intacto hasta el animal. Y no menos importante, conseguimos también que el animal disfrute de una dieta que le es más natural, sabrosa y apetente.

NUESTRO PROCESO TÉCNICO DE ELABORACIÓN

A fin de respetar al máximo las cualidades originales de los ingredientes de alta calidad que empleamos, nuestra tecnología permite la incorporación directa de la carne fresca en elevadas proporciones justo antes de la extrusión final del alimento. El proceso de cocción y de extrusión se realiza a temperatura controlada para garantizar que los nutrientes sensibles al calor no resulten dañados, manteniendo todas sus cualidades originales.